Responsabilidad Social – ¡Nos come el desierto!

RESPONSABILIDAD SOCIAL MANISTIL

Responsabilidad Social – Desertificación

¿Que es la desertificacion? La definición que nos da la Wikipedia es la siguiente:

La desertificación es un proceso de degradación ecológica en el que el suelo fértil y productivo pierde total o parcialmente el potencial de producción. Esto sucede como resultado de la deforestación y destrucción de la cubierta vegetal, la subsiguiente erosión de los suelos, la sobreexplotación de acuíferos, la sobreirrigación y consecuente salinización de las tierras o la falta de agua; con frecuencia el ser humano favorece e incrementa este proceso como consecuencia de actividades como el cultivo y el pastoreo excesivos o la deforestación.

Cada año se pierden 12 millones de hectáreas de tierra productiva, según la ONU. Cerca del 20% de los suelos degradados son tierras de cultivo y entre un 30% y 25% son pastizales. La desertificación tiene un impacto directo en la producción agropecuaria, y por tanto en la producción de alimentos.

La ONU calcula que unos 250 millones de personas sufren directamente los efectos de la desertificación, y otros 1.000 millones viven en zonas amenazadas por ella en 110 países, de manera especial en África. El 90% de esas personas viven en países en desarrollo.

Esto son datos que nos ayudan a entender cual es la repercusión que tiene la desertificación en las personas que nos rodean y por lo tanto en nosotros. Ya que todos somos responsables de lo que ocurre a nuestro alrededor, y ayudando a combatir estos factores, nos ayudamos a nosotros mismos.

 

 responsabilidad-social-manistil

Se calcula que unas 2.600 millones de personas, según la ONU, dependen de la agricultura para su supervivencia. Por lo tanto, lo que hagas, es decir, la responsabilidad social que tienes para frenar la desertificación y sequia, es importante. Estos dos problemas globales, además de tener efectos devastadores para la seguridad de los ecosistemas, genera condiciones de mayor pobreza y pone en riesgo el desarrollo sostenibe y la estabilidad socieconómica a nivel mundial.

También dice la ONU que la escasez de agua afecta a cerca de 2.000 millones de personas, pero que probablemente para 2030 cerca de la mitad de la población mundial (unos 4.300 millones de habitantes) vivirá en áreas afectadas por déficit de agua; y que la calidad del agua va a ser mucho peor al faltar la vida vegetal, ya que ésta tiene un papel muy importante para mantener el agua limpia y clara.

Entre 2000 y 2015, según cálculos de la ONU, el número de migrantes en el mundo debido a la sequía aumentó de 173 a 244 millones.Se les ha llamado “refugiados climáticos”.

Responsabilidad Social – ¿Que podemos hacer?

 

COMO INDIVIDUOS

La desertificacion es un problema que nos concierne a todos, que requiere una atención y compromiso de los ciudadanos, empresas, gobiernos, e instituciones internacionales.

Las personas tiene un papel importante, llevando a cabo pequeñas acciones como son:

  • Ahorrar agua
  • Reciclar basuras y objetos personales
  • Moderar el uso de energía eléctrica y combustibles
  • Comprar con mayor racionalidad; optar por productos locales y de temporada.

Si bien es cierto, que el gobierno es el que tiene un papel fundamental en que se produzca el cambio, nuestras decisiones diarias han de unirse a otras personas y grupos comprometidos para poco a poco generar conciencia.

“A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota”

— Madre Teresa de Calcuta

MANISTIL AYUDA RESPONSABILIDAD SOCIAL

Las Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo (ONGD), que apoyan proyectos en los países del Sur, deben promover modelos agrícolas y ganaderos mejor adaptados a su entorno y el mejoramiento de la productividad de la tierra por métodos ecológicos.

COMO GOBIERNO

Los gobiernos y los organismos multilaterales tienen mayor responsabilidad   y posibilidades de contribuir a frenar la desertificación. Los expertos marcan varias líneas de actuación, de orden político y económico, que los Estados, como garantes de los derechos, también del derecho a un medio ambiente saludable y sostenible, tienen la obligación de hacer efectivas:

La mayor responsabilidad social como dije anteriormente, recae en los gobiernos y organismos multilaterales. Hay varias lineas de actuación, tanto políticas como económicas, que los Estados han de garantizar, como derechos a un medio ambiente saludable y sostenible:

  • Rediseñar el modelo de desarrollo, de manera que priorice el bien común y reconstruya el equilibrio y la armonía con la naturaleza, y que garantice las opciones de las generaciones futuras.
  • Limitar la producción de agrocombustibles.
  • Impulsar las energías renovables, para disminuir las emisiones de gases de  efecto invernadero.
  • Rediseñar el sistema alimentario mundial, de manera que, por encima de los intereses económicos, satisfaga las necesidades humanas y preserve los ecosistemas.
  • Limitar la utilización de sustancias químicas y el uso insostenible del agua en los cultivos, y acortar las distancias entre el punto productivo y el de consumo, para ahorrar energía.
  • Apoyar a los pequeños campesinos (unos 550 millones en el mundo) que tienen acceso al 12% de las tierras cultivables pero que, sin asistencia técnica ni apoyos crediticios, dan de comer al 80% de la humanidad…
  • Mejorar la gestión del agua, mediante el ahorro, la reutilización de las aguas depuradas, el almacenamiento del agua de lluvia, la desalinización…
  • Realizar campañas de reforestación y modificar los sistemas de combustible para el hogar, reduciendo la tala de árboles.

gobiernos responsabilidad social

Responsabilidad Social – Manos unidas

 

Para Manos unidas, el hambre, la pobreza, la exclusión y el medio ambiente esta todo ligado, forma parte de una misma realidad marcada por la injusticia y la desigualdad. No podemos luchar contra el hambre si no se atacan las causas estructurales que las provocan.

Por ello, la hay que garantizar la sostenibilidad medioambiental mediante proyectos que apoya Manos Unidas.  La escasez de agua es real en muchos contextos en los que hay que agudizar el ingenio para sacar el mejor provecho posible a la escasa agua existente. Los efectos del cambio climático, las sequías recurrentes ponen en dificultad a millones de personas.

Si quieres ayudarles en su tarea, puedes hacerte socio y ayudarles como voluntario en:

http://www.manosunidas.org/colabora

Fuente de la noticia:

http://www.manosunidas.org/noticia/desertificacion-sequia-nos-come-desierto